Sibaritas por Sevilla

Propuestas frescas y diferentes para salir de tapas y comer por Sevilla. Somos sibaritas en tiempos de crisis.

By

La Bulla. ¿Mucho ruido y pocas nueces?

Ayer visitamos La Bulla, un restaurante de tapas situado en el centro de Sevilla del que habíamos oído hablar mucho pero que no nos terminó de convencer. Ésta fue nuestra experiencia:

Para los que no lo conozcan, está situado en la Calle 2 de Mayo en pleno barrio del Arenal de Sevilla. Está justo en el lateral del Teatro de la Maestranza y muy cerca del famoso Arco del postigo. El bar es del mismo propietario que otros dos bares de moda en Sevilla: Pura Tasca, en Triana, y El Despacho, en el Porvenir. De los tres, yo me quedo con Pura Tasca, aunque ya hablaremos de él en otro momento.

Un bar de tapas sin barra no es un bar, es un restaurante

Nada más llegar te das cuenta que no es un bar de tapas al uso. Realmente, es más un restaurante, puesto que no tiene barra y además, y es lo que menos me gustó, es que al entrar te encuentras con una cinta que te impide entrar a la zona de mesas. Tendrás que esperar a que venga un camarero a atenderte.

El ambiente es bastante agradable, con música de fondo y moderna decoración. La cocina se encuentra a la vista y las tapas están expuestas en un par de pizarras en las paredes. Esta forma de presentar la oferta de tapas es muy típica en Sevilla, pero en este caso las pizarras no están muy visibles, lo que hace que de algunas mesas tengas que levantarte para ver la carta, lo cual es incómodo y sinceramente, no le veo el sentido. Por favor, ¡no se pierde el ‘estilo’ por tenerla impresa!

La Bulla es el nombre de este restaurante de tapas

La “Bulla”,  vocablo semanasantero que hace referencia a la aglomeración de gente que se monta junto a una procesión. Fuente: Wikipedia

Tapas creativas y originales…

Entrando en detalle con las cosas del comer, la carta, compuesta únicamente por tapas, es en mi opinión un pelín corta, con unos 5-6 platos fríos y otros 7-8 calientes, aunque me consta que la van cambiando. El tamaño de las mismas está bastante bien, ideal para dos personas. Nosotros pedimos tres tapas para compartir (éramos dos) y con eso comimos bien. Ésta fue la comanda:

  • Ensalada de bacalao con naranja
  • Tartar de salmón con guacamole
  • Wok de chipirón
  • Y de beber 6 cervecitas que nos acompañaron a lo largo de la cena.

La verdad que todo muy rico, me gustó mucho el Wok, muy original. Lo cierto es que entraban ganas de probar todas las tapas, tenían una pinta espectacular, pero eran bastante caras. Algunas tapas a 8 y 9 euros….para ser una tapa, me parece una pasada. En cuanto al servicio, muy correcto y muy educado.

La Bulla - Ensalada de bacalao con naranja

Ensalada de bacalao con naranja

…¡pero prepara la cartera!

Y sobre el precio, nos salió todo por 30,10 €. Sinceramente, para lo que comimos, nos pareció caro, pues pedimos las tapas menos caras de carta y aún así nos salió por 15€/persona.

En resumen…un bar interesante para una ocasión especial, aunque un algo subido precio

Lo dicho, me parece un buen restaurante para ir en alguna ocasión especial, para una cena romántica o para llevar a alguien que viene de fuera, pero no es un bar al que ir asiduamente. Creo que hay otras opciones en Sevilla, más económicas e igualmente originales.

Situación: Aquí tienes su localización en Google Maps.

Lo mejor: Si el dinero no es un problema…seguro que te encanta.

Lo peor: No tiene barra. Algunas tapas a 8 y 9 euros, ¿estamos locos?.

Y tú, ¿has estado en La Bulla? ¿que te pareció?

9 Responses to La Bulla. ¿Mucho ruido y pocas nueces?

  1. Nacho says:

    De acuerdo con la exposición, un sitio con mucho ombo y buena presencia o por lo menos original pero muy caro para la cantidad y calidad de las tapas. Se salva por la ubicación

  2. Cayetano Gómez Fernandez says:

    Puratasca desde el 30 de Junio de 2011 no tiene nada que ver ni con Labulla ni con el despacho. Nunca han sido propietarios y solo asesoraron en las apertuturas.

  3. Rocio Marquez Perez says:

    Ayer estuvimos cenando mi marido (un loco de la cocina), un matrimonio de amigos y yo.
    Para empezar comentar que quedamos super encantados con el trato de Daniela y de la cocina que decir.
    Tuvimos la suerte de sentarnos delante de la cocina, al ser cocina abierta fue todo un lujo.
    Para empezar pedimos Tataki de Atún (de los meores que he probado) y Gratinado de Queso con Salmón, DELICIOSO.
    Continuamos con Arroz Meloso y Surtido de Croquetas, ESPECTACULAR.
    Y para terminar Presa Ibérica (creo recordar que era a la miel y tomillo), de LUJO.

    Resumiendo, buena presentación de platos, comida (creo que lo he dejado claro antes) espectacular, servicio muy bueno y sin agobios (gracias Daniela).

    Gracias LABULLA, ya teneis 4 clientes más.

  4. Alejandro says:

    Quizá sea Ud. el que tiene que adaptarse a nuevos conceptos… me parece que no se puede criticar un bar de tapas por no tener barra, es simplemente un concepto que han creado, de hecho, se llama BAR SENTADO. Para ir a barra quizá prefiere pagar la barbaridad que cobran en “Las Columnas”, por ejemplo, sirviendo comida mediocre, pero claro, tiene barra! tiene ambiente! He comido en este bar unas 5-6 veces y cada vez me han sorprendido con los platos, además de cambiar constantemente. Quizá en Sevilla nos gusta demasiado lo de toda la vida y no el cambio. Si quiere comer buena comida, busque la gastronomía, no las barras. Saludos

  5. Kees says:

    Muy buenas tapas y siendo tapas que trascienden la calidad de la mayoria de los bares sevillanos, el precio no me importa

  6. Rocio says:

    La verdad es que no mereció la pena, muy caro y no de acorde con la calidad y con respecto a los camareros muy mal trato

  7. Las tapas de 8 € o 9 € …¿de que se trataba?, haber yo no quiero defender a nadie, pero dependiendo del producto o elaboración, hay tapas que resultan con un precio de coste elevado.
    Hay que pensar que comer barato siempre está bien, pero los hosteleros deben pagar los gastos del establecimiento, no trabajan por amor al arte del buen comer.

  8. eduardo says:

    Soy un almeriense que junto con mi familia, hicimos el año pasado un viage a Sevilla. Alguien nos recomendo la bulla, la verdad es que no solo comimos bien, sino que el servicio y la gracia del camarero que nos atendio fue muy buena y en un ambiente yo diria que familiar. No dudo que volvere a ese sitio sevillano