Sibaritas por Sevilla

Propuestas frescas y diferentes para salir de tapas y comer por Sevilla. Somos sibaritas en tiempos de crisis.

By

Taberna del Azafrán. Un clásico en horas bajas

No todas nuestras experiencias en Sibaritas por Sevilla son maravillosas. Hay veces que la comida no es para tirar cohetes, la atención es mala o nos la pegan con la cuenta. Es el caso de nuestra última experiencia en la Taberna del Azafrán, un bar de tapas de mucha tradición en Sevilla pero que en nuestra opinión debe ponerse las pilas si no quiere quedarse atrás.
A la Taberna del Azafrán de momento, no le faltan clientes. Su público medio suele ser gente de mediana edad, tirando para lo alto, y de estilo clásico. Siempre ha tenido muy buena fama. Su cocina, compuesta principalmente de platos tradicionales andaluces, tiene mucha variedad y puedes elegir entre tapas, medias y raciones.
El caso es que no sé si fue el día, mala suerte o qué pero la semana pasada estuvimos por allí tomando unas cervezas cuatro personas y no nos gustó nada. Básicamente porque para lo que pedimos (no era una cena “formal”, sino más bien unas cervecitas que se fueron alargando), nos salió bastante más caro de lo esperado.

Una cena improvisada que nos costó más de lo pensado

Como ya digo fue una cena improvisada. Empezamos tomando unas cervezas acompañadas de un par de tapas para picar de almendras y chicharrones,  y a medida que nos íbamos entonando en el cerveceo nos pedimos unas tapas de croquetas, un montadito de lomo y jamón (muy rico), una tapa de solomillo a la mostaza y un flamenquín de pavo con cabrales. Este último bastante basto, con muchísimo ketchup y mayonesa. Estoy seguro que hay mejores tapas, pero lo cierto es que no queríamos hacer cena formal y pedimos algo más corriente para acompañar las cervezas.

 

Tomaríamos en total pues unas 6 tapas (una y media por persona), y entre 3 y 4 cervezas cada uno. Sinceramente no esperaba pagar más de 8€ por cabeza (tampoco habíamos pedido jamón, gambas, atún… en fin eran tapas de las más baratas…) pero nos salió la cosa por 46€, casi 12€ por persona. En fin no es una salvajada, pero para lo que pedimos lo veo subidito. El caso es que la cerveza, muy bien tirada y muy rica, vale 2€, lo cual sí que me parece caro. En bares que ya hemos hablado aquí, como Tradevo o Brunilda, la cerveza te sale entre 1,20€-1,40€. Si te tomas una no pasa nada, pero si al final entre todos te tomas 12, pues hablamos de 10€ de diferencia. Y si además las tapas más normales están a precios parecidos a las que te ofrecen en los bares mencionados…no hay color.

 

Así que, sintiéndolo mucho, creo que será difícil que nos vuelvan a ver por la Taberna del Azafrán hasta pasado un tiempo.

 

Situación: Hay varias por Sevilla. La original está en Nervión, pero la que visitamos fue la que está en la Avenida de la Borbolla. Ésta es su ubicación en Google Maps.

Lo mejor: Las croquetas y el montadito de lomo y jamón muy buenos.

Lo peor: Caro para lo que comimos.

 

Deja un comentario