Sibaritas por Sevilla

Propuestas frescas y diferentes para salir de tapas y comer por Sevilla. Somos sibaritas en tiempos de crisis.

By

Gastrosol Tapas. Tapeando en lo alto de las setas de la Encarnación

En lo más alto de las famosas y controvertidas “setas” de La Encarnación y seducidos por las hermosas vistas de Sevilla que desde aquí puedes observar, decidimos probar Gastrosol Tapas, un espacio gastronómico (restaurante, bar de tapas, café-bar de copas, salón de celebraciones) que no nos convenció del todo en cuanto al tapeo se refiere, aunque seguro que por su bisoñez irá mejorando poco a poco.

Seta de la Encarnación

Y es que, en nuestra opinión, uno de los secretos de un buen bar de tapas, además por supuesto de su cocina, es que disponga de un buen ambiente para tapear. Cuando un restaurante lo abarca todo (tapas, almuerzos, cafés, copas, celebraciones…), siempre pierde algo de esencia. Sucede igual que con los food lounge bar en los que bien puedes comer como tomar copas…no es lo mismo una taberna, una tasca, un bar dedicado en exclusiva al arte del tapeo, que un establecimiento que quiere abarcar diferentes ambientes en uno solo.

Así fue nuestra experiencia: Tapeo de sábado a mediodía en Gastrosol Tapas

Evidentemente digo todo esto porque el día que estuvimos en Gastrosol Tapas ese fue el principal problema. Aunque había mesas fuera libres, en las que se suele agolpar todo el mundo y las cuales son compartidas tanto si vas a tomarte un café, una copa o vas a comer, el viento hizo que tiráramos para dentro. En concreto, nos situamos en la zona que vimos más acogedora, la zona de cafetería, ya que el restaurante estaba vacío y los propios camareros andaban moviendo mesas. Nos sentamos en una mesa alta con un par de taburetes y comenzó la función.

En cuanto a la cocina, Gastrosol Tapas ofrece una carta con platos variados y bastante interesantes, más o menos para todos los bolsillos, en los que tienes un poco de todo, desde platos más típicos como chacinas, el “Jamón hecho croqueta” o el “Serranito” a tapas más innovadoras y de diseño. Las tapas no son muy grandes, aunque en ningún caso son ridículas.

Gastrosol Tapas - Paella de marisco - Las Setas

Paella de marisco

Gastrosol Tapas - Ravioli de cigalas y boletus con crema de mantequilla y tomillo - Las setas

Ravioli de cigalas y boletus con crema de mantequilla y tomillo

Eso hizo que empezáramos con un par de tapas, Paella de mariscoRavioli de cigalas y boletus con salsa de mantequilla y tomillo, pero después tuviéramos que pasarnos a una media de Presa ibérica con emulsión de ajos y jamón. Todo bastante bueno. La paella bien, el ravioli muy bueno aunque algo pequeño para lo que costó (4€) y la presa fantástica. En su punto.

Gastrosol Tapas - Presa iberica con emulsion de ajos y jamon - Las setas

Presa ibérica con emulsión de ajos y jamón

La cuenta

Acompañada la comida con unas cervezas (esta vez no tomamos vino) nos salió la cosa por 19,60 €. Éramos dos, por lo que nos salió por unos 10€ por persona. Un precio bastante razonable, si bien no pedimos vino ni postres y tampoco andábamos con mucha hambre. Quizás un comida en condiciones te puede salir por 15€ o 16€.

En cuanto al servicio, estuvo correcto, aunque al tener que cubrir tantos espacios hace que estén poco accesibles, a pesar de que no haya mucha gente.

Resumiendo

Gastrosol Tapas está enclavado en un espacio privilegiado. Sólo por las vistas ya merece una visita. Sin embargo, para ir a comer aún tiene margen de mejora, creemos que le vendría muy bien separar mejor los diferentes ambientes. Aunque esto no quita que subamos pronto a tomarnos un café, una copita y disfrutar nuevamente de las vistas!!

Situación: Las Setas de la Encarnación (Metropol Parasol). Ver mapa (A ver si nuestros amigos de Google actualizan el Google Maps…).

Lo mejor: Sin duda, comer con unas vistas inigualables.

Lo peor: Lo dicho, un ambiente algo frío.

3 Responses to Gastrosol Tapas. Tapeando en lo alto de las setas de la Encarnación

  1. jordi says:

    Buenas antiguo cocinero y socio de boreas abre bar. el tio del saco

  2. Eva says:

    Yo fui hace poco. No había variedad ninguna. Lo poco que comí (porque la carta era muy limitada, y encima no tenían la mitad), era muy normalito. El nombre “Gastro” le viene bastante grande. Como anécdota, decir que pusieron una tortilla que ni el guiri más despistado se habría comido. Para finalizar, tomamos un postre que la camarera fue a buscar a saber dónde, porque allí no había postres. La verdad es que nunca se me ocurriría recomendarlo

  3. Suso says:

    Este local cerró en el 2014!!!

Deja un comentario