Sibaritas por Sevilla

Propuestas frescas y diferentes para salir de tapas y comer por Sevilla. Somos sibaritas en tiempos de crisis.

By

De tapas en el Porvenir: luces y sombras en El Despacho

El Porvenir ha sido y sigue siendo una buena zona para ir de tapas. Tiene el parque de Maria Luisa al lado, es una zona bastante accesible y siempre ha tenido una amplia y variada oferta de bares, con sitios para todos los gustos y bolsillos.

Hoy os contamos nuestra última experiencia en El Despacho, un gastrobar que abrió hará un par de años y que en esta ocasión nos dejó contentos a medias. Y no por su cocina, con tapas muy elaboradas y muy sabrosas, sino por otros aspectos también importantes como el servicio. ¡Vamos allá!

El Despacho está situado en la avenida de Felipe II, justo al principio, muy cerquita del Parque de María Luisa y su Plaza de América. Su aspecto exterior, con sus ventanales decorados por máquinas de escribir y otros instrumentos de trabajo ochenteros son curiosos y te hacen ver que estás delante de un bar diferente a los demás. Luego es cierto que por dentro es un bar más corriente, aunque no le falta su cocina abierta al igual que “gastrobares” parecidos como La Bulla o Pura Tasca. Ojo con el suelo, que en días de lluvia como el nuestro estaba resbaladizo. De hecho un camarero estuvo a punto de darse un grandísimo carajal.

El Despacho es un restaurante de tapas principalmente de estilo andaluz (o sevillano) pero combinadas con cocina internacional, sobre todo oriental. Su oferta de tapas es variada y va cambiando, aunque siempre mantienen sus platos más famosos, como las trompetas de langostinos, el arroz meloso o la quesadilla de ropa vieja.

La carta de El Despacho - De tapas en El Porvenir

La carta de El Despacho

Almorzando cuatro adultos y un enano en El Despacho

Nuestra visita fue un sábado a mediodía. Reservamos por si hubiera algún problema pero lo cierto es que a nuestra llegada (14:45h) aún había alguna mesa libre.

Siendo cuatro, pasamos de tapas y fuimos pidiendo platos para compartir. En cuanto a cantidad, los platos son, en mi opinión, algo escasos. Que un plato traiga 4 trompetas de langostinos (una para cada uno) se me queda un poco corto. Esto hizo que probáramos muchos platos. Ésto fue lo que pedimos:

  • Trompetas de langostinos
  • Arroz meloso con setas
  • Carrillada con patatas en texturas
  • Chipirón encebollado con arroz salvaje
  • Presa ibérica
  • Y el pequeño disfrutó con un Happy Despacho (escalopín con patatas fritas, zumo y postre).
El Despacho - Carrillada con patatas en textura

Carrillada con patatas en textura

Todo ello lo acompañamos con un sinfín de cervezas. Todos los platos estuvieron muy ricos, especialmente el arroz meloso (tenemos una debilidad por los risottos…), las trompetas y la presa.

El Despacho - Trompetas de langostinos

Trompetas de langostinos

Como aspecto negativo, dos cosas: por un lado, el pan. Los bollitos tenían buen aspecto hasta que tratas de darles un bocado. Estaban duros, como si fueran del día anterior. Y en segundo lugar, el servicio, a pesar de que el bar no estaba lleno, era complicado pillar al camarero. Los primeros platos nos lo pusieron muy rápido, mientras que el último, la presa, tardó una eternidad, hasta el punto de que estuvimos a punto de cancelarlo porque se nos pasó el hambre.

En cuanto al precio, la cosa nos salió por 60,80€, unos 15€ por persona (sin contar con el peque, claro). Excepto la presa (14€) el resto de platos estaban muy bien de precio.

En definitiva, volveremos pronto de tapas a Felipe II, aunque la próxima será para probar otros bares como Soravito, La Favorita o La Auténtica.

Dónde está: Felipe II, 4. Ver mapa.

Lo mejor: Su cocina. Todos los platos muy elaborados, tanto en presentación como sobre todo en sabor.

Lo peor: El servicio. Los primeros platos nos lo trajeron en un minuto y los últimos tardaron una eternidad. A punto abortar y pedir la cuenta.

Deja un comentario