Sibaritas por Sevilla

Propuestas frescas y diferentes para salir de tapas y comer por Sevilla. Somos sibaritas en tiempos de crisis.

By

De tapas en La Duquesita: la ilustre víctima se nos hace duquesa

Los nuevos espacios del comer que se incorporan a la magnífica oferta gastronómica de Sevilla están llevando como señas de identidad la creatividad en la decoración, creando ambientes atractivos de puertas adentro y en muchos casos como éste, maqueando poco a poco zonas devaluadas.

Nos referimos hoy a La Duquesita, un nuevo bar de tapas que ha abierto sus puertas en la zona de La Alameda, concretamente en la calle Correduría, donde estaba anteriormente La IIustre Víctima. A nuestro amigo y colaborador Joaquín Beltrán le contaron las bondades de este nuevo local y hoy nos cuenta su experiencia tras su visita el pasado viernes. ¡Vamos allá!

Cena para dos en La Duquesita

La primera impresión siempre es importante y la nuestra en La Duquesita fue muy positiva. Primero porque estaba prácticamente lleno (eran las 21:45) y en segundo lugar por su acogedora decoración. Compuesta por suelos de madera, paredes con ladrillos de barro blanqueados (con su vitrinas para el vino y anaqueles con libros) y los amplios ventanales aportan un aire acogedor al conjunto. Mucho ha cambiado y para mejor.

Yendo a lo importante, para las cosas del comer La Duquesita parte con una extensa oferta de tapas y platos. Organizada por grupos, en la carta encontrarás además de todo tipo de tapas, panes, revueltos y otras variedades. Por supuesto, no podía faltar la ya clásica mini hamburguesa que tan de moda se ha puesto en nuestra ciudad. Poca o ninguna literatura en la explicación de la oferta, excepto en los nombres de los grupos de tapas, como “con un par de huevos” o “verde…que te quiero verde“. Aunque lo que importa es lo que importa, agradecemos un toque de literatura.

Siendo dos, tiramos de tapas para compartir. Nos decantamos por aquellas que sugerían algo con el nombre. Empezamos con un Magret de pato con reducción de frutos rojos y crema de castañas, y unos Fideos negros con langostinos y alioli. Ambas muy buenas y sabrosas.

La Duquesita - Magret de pato con reduccion de frutos rojos y crema de castañas

Magret de pato con reduccion de frutos rojos y crema de castañas

Continuamos con otras dos tapitas, esta vez Dados de atún de almadraba con salmorejo y cebolla caramelizada, y Calabacín del mar. De las dos tapas, nos quedamos sobre todo con el atún. El Calabacín del mar, muy bien presentado, pecaba de falta de sustancia. El relleno marinero con intención de cóctel se quedaba en intención.

Calabacín del Mar

Calabacín del Mar

Todas las tapas las acompañamos de unos vinitos, concretamente Ribera del Duero. La carta de vinos era un pizarrón espectacular detrás de la barra, a unos 4 metros de altura.

Como aún nos quedaba algo de reserva en el estómago nos atrevimos con el postre. Decidimos compartir una espectacular Milhojas de nata. Hubo duelo de cucharillas, quedando la cosa en tablas. El postre fue una guinda perfecta, magnífica. Y dicen que casero, :-P .

Una muy buena relación calidad – precio

Por cuatro tapas, tres vinos y un postre pagamos 26,35€ (13€ por persona), en nuestra opinión magnífica relación calidad-precio. Y por cierto, el servicio muy bueno. Amable y correcto.

En definitiva, La Duquesita nos parece un sitio que se ha posicionado por derecho propio en el mapa del tapeo de Sevilla. Y no sólo tapeo, también puedes pasarte a media tarde a tomarte una copa o un cafelito.

¿Dónde está? La Duquesita está en C/ Correduría, 35 (Alameda). Ver mapa.

Lo mejor: Su ambiente, acogedor, y una muy buena relación calidad-precio

Lo peor: Si triunfa como merece, será difícil coger mesa, porque son pocas.Suerte!!

Y tú, ¿has estado en La Duquesita? ¿qué te pareció?

Deja un comentario