Sibaritas por Sevilla

Propuestas frescas y diferentes para salir de tapas y comer por Sevilla. Somos sibaritas en tiempos de crisis.

By

De tapas en Albarama: La Sevilla más “cool”

Por fortuna, Sevilla se distingue en lo gastronómico, entre otras cosas, por ofrecer una variedad de altísima calidad incluso en las zonas turísticas. Con bastante frecuencia estas zonas están copadas por la restauración “proguiri” de “mixto de york y queso” para el “turismo diesel” (que anda mucho y gasta poco), o la opción más glamourosa de “paellador y sangría” para los de “american express”.

Pero en el centro turístico de Sevilla hay de todo, y el nativo residente tiene santuarios culinarios que están al alcance de los turistas curiosos y exigentes a la hora de deleitar el paladar. Hay tanto clásicos consagrados como modernos por descubrir. Entre los segundos está Albarama, en la plaza de San Francisco, frente por frente a la fachada plateresca del Ayuntamiento. No se puede pedir más nivel. Y allí que nos fuimos de tapas.

Cena para dos en Restaurante Albarama

El local, estrecho y profundo, está bien decorado y aprovechado, con mesas altas pegadas a ambas paredes, a todo lo largo hasta llegar al fondo, que tiene algo más de anchura y está dispuesto como “salón-restaurante”.  Nos preguntaron si habíamos reservado. Como somos sibaritas en tiempos de crisis, dijimos que “no”. Nos ofrecieron una mesa alta casi en la puerta de entrada, pero elegimos más adentro, al lado de la cocina. Tuvimos suerte porque estaba lleno.

La cocina de Albarama está compuesta por tapas mayormente tradicionales a las que no les falta su toque de innovación. Su carta de tapas es clara y correcta en la oferta y la de vinos, fantástica, pero para tomar por botellas. Para copear la oferta era estricta y reducida.

Al lío

Empezamos con tapa de Chipirón encebollado con roto de patatas, zanahorias y crema doble, que estaba buena, pero resultó ser un chipirón sobre ensaladilla y una salsa de cebolla por encima. Por 4,80€ nos recordó que estábamos en la zona noble de Sevilla.

Haciendo un brindis a los amantes de la mini-hamburguesa, pedimos también una Hamburguesa de atún con tartar de aguacates, que resultó ser “mini”, con mucho sabor de atún al punto, aunque del tartar de aguacate no hubo noticias.

Albarama - Hamburguesa de atún con tartar de aguacates

Hamburguesa de atún con tartar de aguacates

Para el segundo “round” nos atrevimos con un Risotto de vieiras con trompetas de los muertos, y aunque no escuchamos las trompetas, estaba de muerte, servido en su concha por 4,90€. Y volviendo a los clásicos modernos nos atrevimos con una Hamburguesa de ibérico con bacon, parmesano y salsa barbacoa, que aún siendo “mini”, reconfortó. Por 4,50€.

Albarama - Risotto de vieiras con trompetas de los muertos

Risotto de vieiras. Fuente: detapasporsevillayotrascosillas.blogspot.com.es

Sintiéndonos un poco guiris, buscamos la Ensaladilla de gambas para sentirnos más en casa y rematar. Muy buena por cierto y por 3,60€.

Ensaladilla de gambas

Ensaladilla de gambas

Todo, con 3 copas de vino, nos salió por 32,80€ (16,50€ por persona). Precio algo elevado aunque por la zona y el sitio, no menos esperado.

Dónde está: Plaza de San Francisco, 5. Ver mapa.

Lo mejor: Muy buena cocina, ambiente acogedor y servicio muy rápido.

Lo peor: Que en ciertas tapas lo cool esté por encima de lo food.

Deja un comentario