Sibaritas por Sevilla

Propuestas frescas y diferentes para salir de tapas y comer por Sevilla. Somos sibaritas en tiempos de crisis.

By

Andrew Fairlie y Sibaritas por Sevilla

¿Qué hace un “Sibarita por Sevilla” cuando no está por Sevilla? Por lo que respecta al comer una cosa sobre todo: comparar. Y cuanto más tiempo está fuera, más compara, o lo que viene a ser lo mismo, más echa de menos el tapeo sevillano.

Y esto es lo que estas vacaciones hemos tenido ocasión de experimentar por tierras de Escocia. La conclusión gastronómica es que nuestra cocina sevillana de tapas, tanto nueva como tradicional podría triunfar, y de hecho ya casi lo hace.

A las pruebas nos remitimos

Es lo que ocurre en el restaurante del afamado chef Andrew Fairlie, con dos estrellas Michelín, en el impresionante hotel de lujo de Gleneagles, en el corazón de Escocia. Lo que viene a ser el Hotel Alfonso XIII sevillano, pero rodeado de campos de golf y el toque de la mejor excelencia scottish.

Hotel donde se aloja el restaurante Andrew Fairlie

Hotel donde se aloja el restaurante Andrew Fairlie

Y fue en este plácido lugar donde tuvimos la oportunidad de deleitarnos con el menú degustación que se ofrece en este glamouroso restaurante. Dicho menú constaba de cinco platos, o tapas, cada una de ellos maridados con distintos vinos (medias copas). Y remataba el menú un postre, con su vino “ad hoc”.

Aquí te dejo alguno de los platos (o tapas, porque el tamaño es el de nuestras tapas, ni más ni menos):

Ñoquis con guisantes y setas

Ñoquis con guisantes y setas

Carrillera de ternera con verduras, calabaza braseada y setas

Carrillera de ternera con verduras, calabaza braseada y setas

Andrew Fairlie Restaurant - Pato caramelizado

Pato caramelizado

El lujo y las atenciones eran lo que se puede esperar de un sitio semejante, con el prestigio conseguido y con los precios…de infarto. En lo que a la comida se refiere (al menos el menú degustación), de este magnífico restaurante, es como si recogiéramos 5 buenas tapas de nuestros bares favoritos de tapeo sevillano y las juntáramos, pero 4 ó 5 veces el precio de aquí. Tremendo!!

Por otro lado, tuvimos la ocasión de comer como en casa, en el restaurante El Quijote en pleno corazón de Edimburgo. Regentado por María, una sevillana de Pino Montano que nos deleitó con aquellos sabores, no solo andaluces como el adobo (de bacalao), o la presa ibérica con jamón, sino también de otras zonas de España.

Eso sí, a precios de allí, sin llegar a los precios de dos estrellas del amigo Andrew.

Deja un comentario