Sibaritas por Sevilla

Propuestas frescas y diferentes para salir de tapas y comer por Sevilla. Somos sibaritas en tiempos de crisis.

By

Restaurantes clásicos y restaurantes modernitos, ¿qué prefieres?

Betis o Sevilla, Triana o Macarena, aceitunas o “chochitos”. Sevilla es así, ciudad de extremos donde no vale el término medio, donde o estás de un lado o del otro. ¿Y en cuanto a la gastronomía? Por supuesto que el mundo de los bares no podía quedar fuera, no sé si tú lo haces pero otros muchos sí. Siempre encasillamos los bares en dos tipos: “clásicos” y “modernitos”.

Hemos leído hace poco a Jordi Cruz, uno de los jueces de Masterchef, decir que “sólo hay dos tipos de cocina, la buena y la mala”. Y la verdad es que tiene toda la razón. De ambos bandos hay bares para reír y para llorar.

Como si se tratara de una contienda a punto de comenzar, aquí te analizamos los dos bandos:

CLÁSICOS

Los de toda la vida. Las tascas y bodeguitas con barra de madera vieja y tinajas por mesas, con camareros que nada más verte por la puerta ya te están buscando un hueco en barra y que apuntan la cuenta con tiza. En los clásicos sabes lo que vas a encontrar: cocina tradicional donde no falta un pescaito frito, un buen jamón, buena carne, algún montaíto y si se tercia algún guiso.

Cambian poco de carta porque no lo necesitan, la gente sabe a lo que va, y el turista es lo que busca.

Son de este bando famosos bares como El Rinconcillo, Becerrita, Los Claveles o Casa Ovidio.

Los Claveles - Montadito Completo - Tapear por Sevilla

Montadito completo de Los Claveles

MODERNITOS

¡Vaya como aprieta la cocina moderna! Hasta hace pocos años estos bares se contaban con los dedos de las manos, pero en los últimos años han crecido como setas. Los reconocerás rápido: local de diseño, cocina vanguardista y plato cuadrado. Son los autoproclamados gastrobares. Los del blanco de Rueda (parece que no hay otros blancos buenos en el mundo…) y la minihamburguesa. El tataki y el rissoto. Aquellos cuyo nombre de tapa ocupa dos renglones en su carta, en la que nunca falta una “emulsiòn” o un “macerado“.

Buscan (y encuentran) comensales que buscan algo diferente, que quieren probar nuevos sabores, nuevos productos…A sus clientes les gusta arriesgar, a veces les sale bien y otras mal.

En este bando tenemos a bares que están pegando fuerte como La Azotea, Tradevo, Zelai, AlbaramaY en La Alameda, casi cualquiera.

Pulpo asado, macarrones salteados y salsa de pesto, en Tradevo

Pulpo asado, macarrones salteados y salsa de pesto, en Tradevo

La guerra ha comenzado y a nosotros nos encanta, la competencia siempre es buena.

¿Y tú? ¿Cuáles prefieres? ¿Eres más de “clásicos” o de “modernitos”?

5 Responses to Restaurantes clásicos y restaurantes modernitos, ¿qué prefieres?

  1. Jokin says:

    Desde luego el debate está abierto.
    Pero una cosa parece clara, buenos y malos hay de los dos, pero por fortuna sólo nos gustan los buenos.
    Y aquí coincidimos todos. O no?
    ¡A disfrutar!

  2. LALO says:

    Pienso como este Señor, dos cocinas: la buena y la mala!!así que soy de la buena ya sean bares “modernitos” o clásicos. Ambos tienen su encanto!;)

  3. Aconsejo que os acerquéis al ROMEO BISTRO TAPAS en la calle Francos 14. Es un bar pequeñito, su dueño es un italiano muy amable, y la cocinera tiene unas manos espectaculares… el mejor salmorejo que he comido..y mira que soy medio cordobesa. De verdad, es una pena q no cuente con la presencia de un público abundante. Muchas veces no sabemos lo q nos perdemos.

  4. Lo haremos. Gracias por la recomendación!

  5. Creo que cada tipo tiene su ocasión. Para mí personalmente prefiero los modernitos para tapear y tomar un aperitivo con un buen vino, mientras que los clásicos los prefiero para comer, tipo reuniones de trabajo.

    Los dos tienen perfecta cabida en estos momentos.

Deja un comentario